La cita de la semana


"Nueve personas no pueden gestar un bebé en un mes"

Wernher von Braun.


miércoles, 10 de diciembre de 2008

¿Qué dice la ciencia sobre la honradez?

Este fin de semana ha volado mi cazadora de un pub -qué andaría yo a mis 38 años haciendo el canelo en un bar a las cuatro y pico de la madrugada- y de que el que encontró mi prenda de vestir con dos móviles, toda la documentación, la agenda y las llaves de casa y el coche -menos mal que pude ir a dormir a casa de mi madre- contestara al teléfono una vez y luego no diera más señales de vida. Así que después de ello, y buscando un tema para una nueva entrada en este blog, me he quedado pensando sobre si habría estudios científicos sobre la honradez.

Pues resulta que sí. Fue un estudio de la Universidad de Newcastle que observó que las personas eran más honradas si estaban siendo observadas por otras, como podéis leer aquí. Una encuesta del Reader's Digest afirma que en Europa los menos honestos somos los holandeses y los españoles.

La verdad es que no he encontrado nada más, pero me parecen dos artículos curiosos y apropiados a lo que me ha ocurrido. El tío se ha quedado todo sin más, incluso dándome esperanzas de que me lo devolvería para nada, y la verdad es que no entiendo el porqué no dejar la documentación en la comisaría. Supongo que hay gente que lo de la honradez no les va.

De todas maneras, tampoco pasa nada. Ya tengo carnés nuevos -la velocidad con la que me los han hecho gracias a la informatización de la Policía y la DGP ha sido sorprendente- y siento que es como un nuevo comienzo. Incluso me han ofrecido encargarme de un proyecto interesante relacionado con la psicología. Así que parece ser que lo ocurrido presagia el comienzo de un futuro con novedades. No siempre lo malo es perjudicial.

4 comentarios:

laura dijo...

pues yo soy muy pero q muy honrada jesús.Tengo 2 anécdotas, m encontré hace años una cartera en la acera y perdí el culo por encontrar el telf.en la guía, la chica todavía alucina cuando vino a buscarla a mi casa y estaban intactas las 10.000 pesetillas d entonces q llevaba dentro(q podía haberle dicho q ya lo encontré tal cual o quedarme con el money y llevarla a una comisaría,o ni eso volver a dejarla en el suelo),una es q es así,d honrada para la buena gente o d tonta para los q son más listos q yo jaja.La otra tb es para enmarcar, iba yo mirando cositas en una tienda d ropa y m colgué una chaqueta monísima del brazo y salí con ella d la tienda sin darme cuenta, dios quiso q no sonara la alarma pq m muero d la verguenza y además a la encargada d la tienda la conozco,mirando en los escaparates de enfrente m vi reflejada con la chaqueta y volví con un sofocón d muerte a DEVOLVERLA disculpándome, a lo q la chica aparte d alucinar , m dió 1000 gracias por ser tan buena gente, t juro q del sofoco q m dio no m pasó por la cabeza ni quedármela,sólo pensaba en devolverla y q no m hubiera visto nadie, a veces pienso q esa vez si hice un poco el canelo, pq ya puestos y q nadie s había dado cuenta....no? mi chico dice q soy un alma cándida ,pero es q una es así,saludos.

El Charolito dijo...

Me van a perdonar los señores de la Universidad de Newcastle, pero han descubierto la pólvora, vamos. Que cuando nos observan somos más honrados, ¡nos ha jodido! Porque nos pillan. El honrado se revela cuando nadie le observa. Lo otro, es simple matemática y lo que cierto teórico jurista denominaba "el precio del delito", que se medía conjugando dos factores: la pena que el delito conlleva y las posibilidades de que seas condenado (donde, a su vez, entraban factores como la posibilidad de delinquir sin ser "pillado" y la complejidad probatoria del delito).
Pero vamos, el que es honrado porque le observan, pero no lo es tanto cuando no le observan, no es honrado. Eso opino yo.

Miss Sybarite dijo...

Laura, todavía me recuerdo de pequeña devolviendo en la caja de un bazar (Pallarés, para aquellos a los que les pueda sonar) una moneda de 50 pesetas que me había encontrado... ¡en el suelo! Por más que mi primo me dijo que no fuera tonta, que nos la quedáramos, no consiguió disuadirme.

Estoy con Charolito, la honradez tiene que ser auténtica, ajena a las miradas. Si no, eres un reprimido que se debe a la opinión de los demás y al que dirán. Punto.

The blogolist dijo...

Laura: estoy de acuerdo contigo, yo también he entregado carteras en la comisaría con dinero. Y jamás me he llevado nada de una tienda, no me gusta porque fastidia a los demás. Yo no creo que seas un alma cándida, sino un alma buena.

Charolito: tienes toda la razón. La honradez debe ser interna. Lo demuestra el tipo éste que me ha hecho esta faena. Le daba igual cogerme el teléfono y decirme misa... porque por supuesto no tiene la más mínima conmiseración con los demás. La gente que no es honrada no piensa en los demás, no es capaz de ponerse en su lugar y hasta es posible que disfruten fastidiando a las demás personas (ojo, en esto disculpo a los que hurtan por hambre).

Miss Sybarite: mira que me acuerdo de Pallarés cuando era un "centro comercial" de provincias. Precisamente echaron a dos de mi clase en el Instituto de enfrente por robar. Una vez me llamaron "tonto" porque era muy fácil llevarse cosas... pero pasé de ellos aunque se rieran de mí. Al final uno de ellos se reformó y terminó siendo campeón de Europa de boxeo súper pluma (lo habrás visto en los periódicos). Hoy cobra la ORA. Siempre me quedará la duda de que si no hubiera iniciado aquel camino hubiera llegado más lejos (aunque no está mal dónde ha llegado, no), ya que su familia (sus hermanos, que son unos cuantos) es emprendedora, honrada y muy curranta.